Chivas parecía dar un paso al frente, pero sin causar daño

Arrancó la Liguilla de la Liga Mx Femenil y Chivas se llevó un gran premio del estadio Azteca, las rojiblancas vencieron por la mínima a Cruz Azul, en un partido donde las campeonas y líderes del torneo, lo pasaron mal, el VAR (que apareció por primera vez en esta categoría) les salvó de un penal en contra, pero en la recta final se encontraron con un penal que Alicia Cervantes convirtió para darle la victoria 0-1 a las tapatías. Mucho castigo para las celestes que dieron una buena imagen y un error les costó muy caro. Fue un día especial para el Cruz Azul femenil que por primera vez jugaba un partido de Liguilla en la cancha del estadio Azteca, quizá por ello el conjunto de Roberto Pérez salió con un punto de inspiración. Le tocó presentarse contra el adversario más difícil, nada menos que Chivas, las actuales campeonas y las líderes generales. Sin embargo, el rostro que ofreció La Máquina fue el de un equipo valiente, que no tuvo reparo en salir a plantear un juego atrevido, se animaron las celestes y le plantaron cara a las tapatías que se mostraron sorprendidas por el accionar de La Máquina, que salió a presionar a impedir el juego de las rojiblancas. Jugaban sin temor las celestes, y fueron el equipo que tuvo las mejores aproximaciones. La más clara fue de Renata Huerta, cuando la atacante cruzazulina cazó un rebote y chutó con la pierna derecha, pero su disparo se fue por un costado del arco de Blanca Félix. Se salvaba Chivas y se lamentaban La Máquina, porque esas ocasiones no las puedes desaprovechar y menos cuando el Rebaño es capaz de reaccionar en cualquier momento. Sin embargo, las rojiblancas no comparecían en la cancha, su gente de talento no tomaba el balón, no había puntos de conexión con Alicia Cervantes, Caro Jaramillo no mandaba en la medular y Joseline Montoya tampoco encontraba el desequilibrio que acostumbra. Aunque la gasolina se le fue agotando a La Máquina, Chivas parecía dar un paso al frente, pero sin causar daño a la defensa celeste que mantenía la tensión en la retaguardia y evitaba correr riesgos que le generaran alguna acción de peligro. El momento de más apuro de las celestes fue un error de la portera Silvia Machuca, pero Chivas no lo capitalizó y Jaramillo cobró con poca fuerza un tiro libre. Cruz Azul tomaba aire y cuando tenía fuerza se iba de nuevo al ataque. Daniela Flores montó una gran jugada por la banda derecha, pero su tiro se fue por encima del larguero. La Máquina se iba al descanso dejando una buena imagen, había negado al mejor equipo del torneo, lo malo es que no habían capitalizado sus mejores sensaciones y dejar con vida a Chivas podía pagarlo caro. Cambió la imagen de Chivas, el Pato Alfaro mandó a Victoria Acevedo por Adriana Iturbide y las tapatías tuvieron más presencia en ataque, pero aún sin exigir a Machuca, hasta que Montero remató un centro de Montoya, pero la arquera celeste apagó el peligro. Y al minuto 65 vino una acción en la que el VAR apareció por primera vez en la Liga Mx Femenil, cuando la árbitro Karen Hernández marcó un penal por una supuesta falta de Blanca Félix sobre Diana García, pero se le llamó a la silbante para que revisara la acción y determinó que no hubo falta de la portera tapatía sobre la delantera celeste.
Artículo Anterior Artículo Siguiente