Después de la gran inversión que realizó este verano la junta de Joan Laporta

El Barcelona cayó eliminado matemáticamente este miércoles de la Liga de Campeones y jugará por segunda temporada consecutiva la Liga Europa, algo que no sucedía desde hace 24 años, cuando la segunda competición europea se denominaba Copa de la UEFA. La última vez que sucedió este hecho fue en las temporadas 1997-98 con Louis Van Gaal como DT, quedando en la última posición del grupo que compartía con el Dinamo de Kiev, PSV y Newcastle y con el estratega neerlandés sucedió la siguiente temporada, aunque en ambas ganaron LaLiga. Después de la gran inversión que realizó este verano la junta de Joan Laporta, con fichajes imponentes como los de Robert Lewandowski, Jules Koundé y Raphael Días ‘Raphinha’, ni la mente más pesimista podía pensar que el Barcelona volvería a caer en la fase de grupos de la Liga de Campeones. Pero el equipo de Xavi Hernández ha sido incapaz de derrotar a ninguno de los dos grandes rivales del grupo C, el Bayern Munich y el Inter de Milán. Ante los alemanes perdió por 2-0 como visitante y por 0-3 como local este miércoles, y ante los italianos cayó por 1-0 y logró un estéril 3-3 en el Camp Nou. Así, el Bayern Munich se confirma como la gran bestia negra del Barcelona estos últimos años en la ‘Champions’. Después del histórico 2-8 de Lisboa en los cuartos de final del curso 2019-2020, el conjunto azulgrana ha encadenado cuatro nuevas derrotas ante los alemanes con un global de 0 goles a favor y 11 en contra (3-0, 0-3, 2-0 y 0-3). Por otro lado, el Barcelona ha recibido 10 goles en los primeros cinco partidos de la fase de grupos, siete de ellos encajados como local (uno ante el Viktoria Pilsen, tres ante el Inter de Milán y otros tres ante el Bayern Munich). Estos datos contrastan con el rendimiento de los azulgranas en la Liga, en la que ningún rival ha logrado batir a Marc-André Ter Stegen en el Spotify Camp Nou en los seis encuentros disputados hasta ahora. Tras la eliminación y la última derrota ante el Bayern, Xavi dijo que ahora el Barça debe centrarse en los cuatro títulos que le quedan: la Liga Europa, la Liga, la Copa del Rey y la Supercopa de España. En este sentido, ya se empiezan a intuir cuáles serán los posibles rivales del cuadro catalán en los dieciseisavos de final de la Liga Europa, que celebrará el sorteo el 7 de noviembre. No le pueden tocar los equipos españoles ni los procedentes de la ‘Champions’. Así, tan solo se puede cruzar con los segundos clasificados en la liguilla de la Liga Europa. Ahora mismo, a falta de dos jornadas (la penúltima se disputa este jueves), esa posición la ocupan PSV Eindhoven, Rennes, Ludogorets, Sporting Braga, Manchester United, Midtjylland, Qarabag y Trabzonspor. La eliminatoria de dieciseisavos se disputará el 16 y el 23 de febrero y la final de la Liga Europa se celebrará el 31 de mayo en el Puskas Arena de Budapest.
Artículo Anterior Artículo Siguiente