Y es que tras echarse un baile, primer comenzó a lloverle de todo al jugador,

La Semifinal de Vuelta entre Rayados y Pachuca terminó más que caliente. Y es que los jugadores de ambos equipos se enfrascaron en una riña en los minutos finales del partido, por la forma en que Avilés Hurtado, delantero de los Tuzos, celebró su gol ante su ex equipo. Hurtado, que militó en Rayados de 2017 a 2021, tuvo la oportunidad de cobrar una pena máxima a favor del Pachuca al 94, momento que incomodó a la afición, que incluso comenzó a molestar al colombiano con un láser en el rostro. El atacante no dudó y colocó el balón en el ángulo para sellar el pase de Pachuca a al Final del Apertura 2022; sin embargo, cuando vino el festejo comenzó la molestia de los jugadores de Rayados. Y es que tras echarse un baile, primer comenzó a lloverle de todo al jugador, ya que la afición le lanzó distintos objetos, pero fue justo en este momento cuando el arquero de Rayados, Esteban Andrada, corrió hacia el colombiano para encararlo. En ese momento se elevó la tensión debido a que varios jugadores de Rayados se lanzaron contra Hurtado, quien era protegido por sus compañeros del Pachuca, aunque sí se dieron una serie de empujones. Al final, el silbante Luis Enrique Santander no quiso que la riña creciera más, por lo que dio por terminado el partido y amonestó al ariete de los Tuzos; además, la afición de Rayados se encargó de lanzar de nueva cuenta distintos objetos al jugador cuando se dirigía al vestidor.
Artículo Anterior Artículo Siguiente