Quizá su experiencia en la liga española lo ha curtido para enfrentarse

Japón y sus jugadores no dejan de sorprender. Ahora el gran referente, Takefusa Kubo, explicó algunas de las claves tácticas en las que su equipo se sostuvo para poder derrotar a Alemania en su debut de Qatar 2022, y no lo hizo en su idioma natal, sino en un perfecto español. Los usuarios en redes no tardaron en mostrar su sorpresa ante el dominio de un idioma ajeno a la cultura japonesa. Incluso comenzaron a hacer mofa de otros personajes que, aunque han hablado español durante toda su vida, siguen sin hacerlo del todo bien, por ejemplo Luis Roberto Alves Zague. Kubo habló y dijo las claves con las que su técnico, Hajime Moriyasu, trabajó para revertir el marcador. Señaló que él no estaba siendo lo suficientemente efectivo según el plan de juego que se necesitaba. “ Vimos que no estábamos encajando mucho la presión. (El técnico) me quito y sacó a Tomi (Tomiyasu). Hicimos línea de 5, era uno de nuestros planes, pero como íbamos perdiendo 1-0 y lo teníamos que adelantar, y nos salió de p$*/a madre”, apuntó el extremo de la Real Sociedad.   Yuto Nagatomo también puso a prueba sus habilidades con el español, solo que él fue menos fluido. Apenas pudo soltar una palabra “bravo”, así definió el duelo contra los teutones. ¿Por qué habla tan bien español? Kubo es uno de esos casos que exponen que el fútbol actual es de condiciones globales. Sus primeros pasos fueron en Japón pero se marchó a España aun siendo niño, en busca de probarse en el mejor balompié del mundo. El Barcelona lo reclutó en 2011, cuando apenas tenía 10 años y brilló de forma inmediata. Durante su primera temporada completa, la 2012-13, fue máximo goleador de la liga con 74 goles en 30 partidos. Incluso se hablaba de él como la futura estrella del club, sin embargo, un bache se interpuso en su camino. La FIFA, en 2015, sancionó a los Culés por, presuntamente, violar las políticas de fichajes para jugadores menores de edad, por lo que el jugador no podría ver actividad hasta su mayoría de edad. Eso lo orilló a regresar a Japón; sin embargo ya había tenido que adaptarse a una cultura e idioma distinto al suyo. Allí tuvo que iniciar de nuevo. Estuvo en las fuerzas básicas del FC Tokyo y escaló hasta su debut profesional en mayo de 2017. Su permanencia en el país de origen no iba a durar mucho, en España lo esperaban con ansias. Se especulaba que regresaría al Barcelona, pero el Real Madrid ganó la partida y lo fichó en 2019 con un contrato de 6 años. Era el primer nipón en la Casa Blanca, pero no pudo destacar ahí. Ha ido de cesión en cesión, pero no ha salido del fútbol ibérico desde entonces. Jugó en Mallorca, Villarreal, Getafe, Mallorca otra vez y finalmente en la Real Sociedad. Con 21 años sigue teniendo un futuro prometedor. Posiblemente esta Copa del Mundo lo ayude a dar, por fin, el salto a un equipo top. Quizá su experiencia en la liga española lo ha curtido para enfrentarse contra jugadores élite, como los de Alemania. Tal formación en España no solo lo ayudó a mejorar el idioma, también le dio armas para competir al más alto nivel, y eso se tradujo en la épica de la Selección Japonesa. Sus compañeros lo saben, es una de las figuras en el país y no por nada. Tuvo la oportunidad de ser reclutado por el Barcelona y luego fichado por el Real Madrid, de fútbol sabe, y en gran parte gracias a esas vivencias. La disciplina y entrega vienen por parte de la idiosincrasia de todo un país
Artículo Anterior Artículo Siguiente